Santi

En un momento de la charla con Santi, mi sobrino de 14 años, me preguntó como empezó mi alergia a ABBA.

Ceci: Empezó más o menos a tu edad. Cuando yo volvía del boliche, mamá ponía ABBA a todo volumen y cantaba mientras yo trataba de dormir.

Santi: Uh que bajón! La debías querer matar!

Ceci: Y si…

Santi: Te gustaba ir a bailar?

Ceci: Sí, me gustaba. Igual siempre preferí mas los recitales…

Santi: Y si… si yo hubiera crecido en los 80s o 90s hubiera sido el pibe más jodón de la Tierra.

Ceci: Claro! Fue genial esa época!

Santi: Con la música de mierda que pasan ahora no me llevás a un boliche ni aunque me pagues.

Ceci: Yo los 80s los agarré de nena- pre adolescente ESE era el momento para tener 17/18…

Santi: Y en los 90s ya te gustaba Nirvana?

Ceci: Of course

Santi: Te pegó la muerte de Cobain?

Ceci: Y si… en el momento fue un golpe! Era muy groso Cobain. Un talento gigante. Y era muy pendejo cuando se mató.

Santi: 27

Ceci: Sí. Pensá que tenía 6 años menos que yo.

Santi: el club de los 27. Como Hendrix

Ceci: Janis Joplin, Amy Winehouse, un montón… que se yo… el final de los veintipico es una etapa complicada, más si le sumás el factor manejo del éxito súbito…

Santi: por qué es complicada?

Ceci: Revisás muchas cosas de tu vida, muchas cosas que te gustan, muchas que no, tratás de corregir el rumbo, a veces extrañás ser pendejo, te terminás de acomodar como adulto. Esas cosas….

Santi: Debe ser jodido…

Ceci: Ya te va a tocar!!! Cada etapa tiene sus propias complicaciones y sus cosas felices.

Vuelta a la charla mundana. Placer total las charlas con Santi.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Intercambio

Amigo: si fuera mina me gustaría ser como vos.

Ceci: que comentario bala, chabón

Amigo: y el tuyo que comentario cachito, nena

Ceci: (risas) Tenés razón, perdón y gracias por el halago

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Yvonne

Y Roberto Arlt le escribió a Yvonne:

Queridísima amiga, auténtica y querida amiga.  Por fín solo, para poder charlar con usted. Pensaba en usted, aunque éste no es el término que debo emplear; en realidad seguía en su compañía. Me he apresurado a meterme en la cama y desde la cama le escribo, con un codo sobre la almohada, la cara sobre la mano y un bulto de carillas. ¿Cómo podríamos llamar a esto que ocurre entre nosotros? ¿Felicidad o predestinación? Ocurre que estamos juntos y nos comunicamos nuestras experiencias con una jovialidad natural de criaturas que han vivido juntas años y años.  Ningún embarazo frente a nada. Ningún temor de lo que el otro puede pensar de uno. Las cosas tienen sus nombres y por sus nombres las llamamos, y no se da caso semejante de que la coincidencia de las situaciones haya provocado la coincidencia de caracteres. No me canso de pensar en mi buena suerte. Soy realmente un hombre afortunado. Afortunado por haber encontrado a mi igual.

Sin palabras

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Miradas

Te miraba, y mientras te ayudaba a levantarte de la mesa, te extrañé. Necesitaba contarte de mi vida, de como estoy, pedirte un consejo, y tener charlas como las de antes. Extrañé esa complicidad que hacía de nuestras charlas algo único. Quise decirte que me gustaría experimentar eso algún día con una hija.

Me gustaría entrar en tu cabeza, cuando se te pierde la mirada y saber en que pensás. Me gustaría que no duela tanto.

Me gustaría que tu cuerpo respondiera para poder irnos a la mierda y compartir una aventura más. Me duele el alma cada vez que me decís cuanto extrañás el mar y no poder ir con vos.

Y también bendigo esos ratitos en los que te enganchás en la charla y me dejás espiar por la ventana los retazos de mi mamá de siempre. O cuando me clavas la mirada y veo que todo nuestro amor sigue intacto. Te amo, mamá

Publicado en Sin categoría | 6 comentarios

Maridajes impecables

Vino tinto+ jamón crudo+ Coltrane

Baguette con queso y mostaza de Dijon+ Amelie

Baño de inmersión+ vino tinto

Rolling Stones+ cerveza+ pool

Te+ lemon pie

Tablitas Don Satur+ Cremon untable (jamás pero jamás en momentos de ansiedad. y hablo con la voz de la experiencia)

 

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Pequeños tesoros

Cuando era chica siempre me impresionaba mucho que mi mamá guardara en su mesa de luz una cajita diminuta con todos mis dientes de leche. Es más, me daba un poco de asco. Hasta se lo dije entre risas un par de veces.

Muchos años después, después de la mudanza de mi casa de la niñez, dejé de ver la cajita en la mesa de luz.

Hace un par de meses se casó una de mis mejores amigas, y unos días antes de la fiesta, pasé por lo de mis viejos a pedirle un par de joyas prestadas a mamá. Me habilitaron la llave de la caja fuerte, y después de revolver un rato, encontré la cajita diminuta con mis dientes. Me emocionó hasta las lágrimas. Recién ahora entiendo todo.

Entiendo que hay cosas que tienen un valor inmensamente más grande que su valor oneroso. Una notita cariñosa, una foto, un juguetito de un chocolatín jack, un sweater que alguien tejió para vos, una flor seca…

Y vos me dijiste mamá… “algún día me vas a entender”. Entiendo mami, entiendo.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Receta materna

Para el frío, la falta de sueño, la gripe y/o males del corazón:

Leche caliente, miel y un chorro generoso de whisky.

Apropiadísimo.

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios